Parasitosis

cat1Los parásitos en perros no sólo afectan a las mascotas sino que además pueden ser transmitidos al hombre; lo que se denomina “Zoonosis“.

Los niños y las personas que tienen sus defensas bajas son los más susceptibles de contagiarse. Más del 30% de los perros de las ciudades están parasitados por algunas de las especies parásitos internos.

El animal que alberga a un parasito adulto se le llama Hospedador definitivo, los que albergan a las formas larvarias o inmaduras de los parásitos se les denomina Hospedadores Intermediarios.

La acción de los parásitos en perros puede ocasionar los siguientes síntomas: disminución del apetito, pérdida de peso, infertilidad, problemas digestivos como vómitos y diarreas, problemas de piel y pelo como dermatitis alérgica y excesiva caída del pelo.

Los parásitos internos en perros se pueden clasificar:

  • Los Nematodos o gusanos redondos son los más comunes y más abundantes dentro de los parásitos en perros. Son cilíndricos, largos y más afinados en su extremo. La longitud de los adultos puede ir desde 1 milímetro hasta 15 cm. Su boca está preparada para adherirse a los tejidos de los órganos internos del perro y así poder alimentarse
  • Los Nematodos o gusanos redondos son los más comunes y más abundantes dentro de los parásitos en perros. Son cilíndricos, largos y más afinados en su extremo. La longitud de los adultos puede ir desde 1 milímetro hasta 15 cm. Su boca está preparada para adherirse a los tejidos de los órganos internos del perro y así poder alimentarse

    Los más comunes en los perros son: Toxocara Canis, Toxáscaris Leonina, Ancylostoma Caninum, Uncynaria Stenocephala, y Trichuris Vulpis.

    • En forma directa al lamer y olfatear el suelo de calles y plazas públicas.
    • Al ingerir un hospedador intermediario, como es el caso del perro que ingiere una pulga que contiene en su interior las larvas de la tenia Dypilidium caninum, es su estomago se digiere la pulga y así la larva de la tenia pasa al intestino del perro.
    • Por penetración activa del parásito en el perro, como es el caso del Ancylostoma Caninum que penetra la piel del perro y luego es llevada vía sanguínea a los distintos sistemas del cuerpo como el aparato respiratorio, digestivo, hígado, etc.
    • A través de la picadura de un mosquito, como en el caso del gusano del Corazón o Filariasis, que inyecta las larvas en la piel y luego pasan vía sanguínea hasta el corazón donde crecen y se desarrollan hasta gusanos adultos y comienzan a reproducirse y liberar larvas a la circulación sanguínea a la espera de ser transportadas por otro mosquito hacia otro hospedador.
    • Transmisión materna: Durante la preñez algunos parásitos cruzan por la placenta y llegan hasta el feto y también desde la leche materna pasan a los cachorros cuando se amamantan.

    La vacunación y evitar el contacto con animales infectados se consideran como los mejores elementos en la protección del distemper canino.

    La primera y más importante medida para combatir y controlar los parásitos internos de los perros es la administración de los conocidos “Antiparasitarios internos “que son los fármacos específicos que se deben utilizar para combatirlos.

    En los cachorros: Se utilizan gotas o jarabes que se comienzan a dar a los 15 días de nacidos los perritos, y se repiten cada 15 días hasta los 3meses de edad.

    A partir de los 3 meses de edad: Hay que dar antiparasitarios en cualquier presentación (jarabe, pasta, comprimidos, etc)

    En perros adultos: Desparasitar cada 3 meses.